EL NIVELL PERCEPTIU MÉS IMMEDIAT


Konvent Puntzero, 2023

Un destello a oscuras. Un sonido que sustituye la visión, imágenes que nacen de reverberaciones. Hay algo táctil, algo que se puede reseguir con la yema de los dedos y que descentra a cada uno de tus órganos. A veces los tímpanos te chillan muy de cerca, desde muy adentro, en otras ocasiones el estómago se revuelve, percibiendo cierta sensación de vacío. Te dejas llevar por el sonido que aparece fugazmente primero aquí luego allí, haciendo camino desde la escucha atenta. Y un brazo hacia un lado, y el otro hacia el contrario. Te fijas en esas pequeñas acumulaciones de resina sedimentadas en tu piel, perdiéndote entre membranas hiladas que dibujan cráteres acuosos, que definen charcos sólidos dónde se acumula el rastro de imágenes indescifrables.

Existe una situación poco clara en todo esto. Bastante arbitraria. Te dejas llevar por la distracción. O, más bien, la distracción se suma a tí. No logras predecir lo que vendrá después, hacia dónde se moverá tu cuerpo, cuando llegará o qué forma adquirirá el próximo estímulo. Tus reacciones son una respuesta a aquel sonido que te choca, que te dispone de otra manera. Cuando te acostumbres a él sabes que esa extrañeza inicial regresará, que todo se volverá de nuevo del revés. Boca abajo.

Te acercas progresivamente, pierdes el sentido del oído, pierdes casi el equilibrio, pero el cuerpo vibra, el sonido presiona la caja torácica y casi no se puede respirar, las tripas se revuelven. Cuando la forma se pierde ¿qué aparece? Cuando derribas un edificio lo ves todo, el yeso, los ladrillos, los cables. ¿A dónde nos lleva este sin cesar de desvelar? No lo sé ¿Qué hay detrás de esas montañas? Tú que has ido me lo sabrás contar ¿Qué hay justo detrás de ti? ¿Estás ahí si quiera? Necesito confirmarlo. Desde aquí hay una pizca de todo: un poco de roce y un poco de ruido.

un roce que
            rasga
            envuelve
            extraña
            hace el cariño
            te friega


                                y un ruido
                                        turbio
                                        borroso
                                        denso
                                        curioso
                                        que sacude
                                        que afecta



Esta exposición transita diferentes experiencias sonoras y hápticas desplegadas en torno a la noción de «ruido», prestando atención a los sonidos situados a los márgenes, proponiendo formas de escucha alternas que escapen de los relatos hegemónicos que segregan y validan aquello que es armónico, puro, consumible y lo que no. Esta investigación ruidosa parte de las músicas experimentales y los sonidos cotidianos para trazar una relación afectiva y gestual entre el sonido y los cuerpos.


Encarnamos el sonido como una estrategia de creación discursiva, como una superficie rugosa de sentido desde donde ampliar y complicar nuestro imaginario.



Curaduría junto a Salva G. Ojeda.

Este proyecto cuenta con el apoyo de las Beques per a la recerca i la innovació artística en l'àmbit de les arts visuals de la Generalitat de Catalunya 2022 y ha estado desarrollado en colaboración con Konvent.


Agradecimientos: Lucía Salamanca, Mana Pinto, Gil Roca Culí, Ildefons Alonso, Pep Espelt, Violeta Mayoral, Bru Ferri, Vero Santana, Kevin Sake.